Archivos

Zidane pide perdón por el cabezazo a Materazzi pero no se arrepiente

(PD/Agencias).- Zinedine Zidane no ha desvelado las palabras que desembocaron en la sorprendente agresión al Marco Materazzi. El francés ha pedido perdón por el cabezazo en la final del Mundial durante una entrevista en Canal + Francia, aunque, ha afirmado haber sido insultado con ‘palabras muy duras’.

“Me disculpo ante los niños que lo vieron”, afirmó el jugador francés durante una entrevista a la cadena francesa Canal +. “Mi gesto no es perdonable (…) Por supuesto que no es un gesto a imitar. Tengo que decirlo alto y claro porque fue visto por dos o tres mil millones de telespectadores y millones y millones de niños lo observaron. Inevitablemente me disculpo ante ellos y también ante las personas y los profesores que están allí para educar a esos niños y mostrarles las cosas que deben y no deben hacer”, añadió Zidane”.

Preguntado sobre el contenido exacto de las palabras de Materazzi, Zidane indicó que “eran cosas muy personales, que afectan a mi madre y a mi hermana. Fueron palabras muy duras, repetidas varias veces. Las escuchas una vez e intentas pasar. Eso es lo que hago porque de hecho me voy. Las escuchas dos veces, y después una tercera vez…”. Sin embargo, no se le han planteado si los insultos tenían tintes racistas.


Al recordar el lance con Materazzi Zidane señaló que “él me tiraba de la camiseta y yo le dije que parara y que si la quería que esperara al final del partido”. El jugador, no obstante, indicó “no lamentar” el cabezazo que motivó su expulsión.


“No puedo lamentar mi gesto ya que eso querría decir que tenía razón en todo lo que dijo”, explicó. “No puedo, no puedo, no puedo decir eso. Y no, no tiene razón decir lo que dijo”, concluyó el francés.

Aceptó que su agresión debe ser castigada, pero matizó que previamente hubo una provocación por lo que atribuyó al defensa italiano el papel de culpable en este lance. “Ya basta con sancionar siempre la reacción”, señaló Zidane, quien preguntó públicamente si alguien puede pensar realmente que a diez minutos del final de su carrera podía desear cometer un gesto violento.


En la entrevista, recordó que algunos comentarios de la prensa española antes de ese partido no le gustaron, “sobre todo por el efecto que tienen en los que me rodean, pero hay que aceptar las críticas, si son en un marco deportivo”.

Zidane, que ha sido elegido mejor jugador del Mundial, aseguró que en la final contra Italia jugó muy concentrado y quería “aprovechar todos los momentos”, ya que se trataba de su último partido como profesional.

Reveló que tiró el penalti “a lo Panenka” no por sentido del espectáculo, sino porque tuvo miedo de que si lo lanzaba como hace habitualmente Buffon lo parara.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira También

Close
Close