Archivos

Merengues con cachét en el Teatro Nacional










Roberto del Castillo y Francisco Casanova cuando cantaban juntos “Merenguero hasta la tambora”.

Ynmaculada Cruz Hierro/Listin Diario

SANTO DOMINGO.- Con un emotivo final concluyó el espectáculo “Los merengues del Casandra”, en donde el tenor Francisco Casanova interpretó en ópera “Merenguero hasta la tambora”, y sorprendió cantando y bailando la música autóctona.

A pesar de haber sido anunciado por la prensa, la presencia del tenor dominicano no dejó de ser una gran sorpresa para los asistentes de la primera entrega del espectáculo que continúa esta noche en la Sala Eduardo Brito del Teatro Nacional, y que la próxima semana llegará a Santiago a presentarse en el Gran Teatro Cibao.

A Casanova se le vio dar sus pasos de merengue y disfrutar de la compañía de merengueros como Roberto del Castillo, Jeffrey y Raffy Matías. La producción estuvo basada en los merengues que fueron premiados como Merengue del Año en los Premios Casandra, que organiza cada año la Asociación de Cronistas de Arte.

El inicio lo marcó un opening instrumental a las 8:58 de la noche, producido por Ramón Orlando, quien dirigió la orquesta de maestros denominada La Merenguera. Melodías de temas como “Confundido”, “Chepe”, “Las avispas”, “Vuelvo” y otras, dieron una idea al público de los merengues que disfrutarían a continuación.

Luz García y Luis Manuel Aguiló demostraron una vez más que en cuestión de pareja a la ahora de conducir un evento son los mejores. Ellos pusieron su toque de humor a la animación, y precisamente se bromeó con la excavación que se hace frente al Teatro Nacional, al que nombraron como “el hoyo de Diandino”, motivo por el cual, supuestamente, Luz se había retrasado para llegar al teatro.

Para la presentación de Pavel, Luz utilizó una linterna para buscarlo dentro del público, de donde apareció, e iniciando la primera entrega merenguera, “Chepe”, una composición de Rafy Rosa y que popularizó El Gran Comprés, en 1984. Desde ya, todos sabían que Jandy Féliz cantaría los temas de Juan Luis Guerra. Así lo hizo con “Ojalá que llueva café”, para dar paso a Diómedes, quien interpretó “La bilirrubina”, ambos autoría y dados a conocer en la voz de Juan Luis.

A continuación le tocó la oportunidad a Ramón Orlando, quien en 1987 se hizo dueño de la radio con el tema “Nueva York nunca duerme”. Hasta ese momento el público se había mostrado muy frío. Él llegó al escenario con sus singulares movimientos. Un “feedback” que se produjo con sonido deslució por completo su actuación.

Sin embargo, el show continuó y Raffi Matías, quien se mostró con mucha soltura en el escenario llegó a cantar “La ventanita”, que hizo famoso a Sergio Vargas, quien llegó hasta al teatro esa noche, pero no salió al escenario.Ventura tampoco fue a interpretar su tema “Pitaste”, ganador Merengue del Año en 1990. Su yerno, Roberto del Castillo, se encargó de la actuación, quien hasta imitó al Caballo en algunos pasos de baile.

El espectáculo estuvo reforzado por un reportaje sobre la historia del merengue, que fue apareciendo en cápsulas en una pantalla gigante que daba al fondo entre la presentación de los temas. En esa misma pantalla se hizo un reportaje visual sobre la participación de la mujer en el canto dominicano. Esto era para darle la bienvenida a Miriam Cruz, única mujer en interpretar un tema ganador. Ella cantó “Como agua de sal”, que escribiera Manuel Jiménez, para participar en el festival de la OTI de la canción hispanoamericana.

Para la presentación de Fernando Villalona, el compositor Charlie Mosquea apareció bromeando con Aguiló sobre el premio Casandra que ganó con el tema “Muchachita mía” y que “El Mayimbe” como intérprete también lo reclamó. Así se le dio la bienvenida al merenguero, quien logró subir un poco el ánimo del público, aunque al final lo dejó caer.Fernando, además interpretó “Confundido” y “Me muero por ti”. En esta oportunidad le acompañó Jackeline Estévez.

Al final de su actuación Charlie Mosquea salió y le entregó el Casandra porque también se había peleado con su hermano Angelito Villalona. “Nunca es tarde si la dicha es buena”, se le escuchó decir a Aguiló. El show continuó en buen ánimo con Eddy Herrera, quien ha sido el único merenguero en ganar consecutivamente tres veces Merengue del Año con “Demasiado niña”, “El vicio” y “Y tu eres ajena”.

Eddy logró sacar el mejor partido de la noche. Su actuación fue aplaudida constantemente, pues fue de los pocos intérpretes que mantuvo al público con un buen ánimo. Tras la salida de Eddy, al escenario subió Pablito Martínez a interpretar su tema “Vuelvo”, una composición de Félix Veloz.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira También

Close
Close