Archivos

Me gusta esta cobita de Clave Digital a Leonel, pero le falta algo. Pedirle que aclare lo de ENADE

Un alerta permanente

Dos años después de su elección, el presidente Fernández y su gobierno tienen todavía una alta aceptación en la percepción pública.
Ese es su mayor activo, su gran fortaleza.


El presidente y su gobierno forman parte de un partido cuyos rasgos más evidentes han sido -desde su fundación y con altas y bajas– la disciplina y una prédica conducente a la moralización de la práctica política y de la administración de los negocios públicos.

Esas son sus otras dos grandes fortalezas.
Y sobre esos tres pilares el presidente Fernández y su Partido de la Liberación Dominicana (PLD) cimentaron en la campaña una nueva esperanza nacional.

Los electores los vieron como la negación del desorden, del manejo turbio, del desparpajo y del irrespeto que caracterizaron a sus antecesores.

Aunque desde la acera de enfrente se les ha tildado de elitistas, sectarios y fundamentalistas, los peledeístas y su gobierno harían bien en certificar con hechos su prédica, alinear sus prácticas con sus palabras.

Por eso satisface sobre manera que el presidente dispusiera detener la ejecución del contrato otorgado de grado a grado a The Sun Land Group, una compañía al parecer experta en hacerse conceder convenios leoninos e impúdicos en perjuicio del Estado.

Si quieren contar con el respeto público y que se les asocie merecidamente con la memoria de Bosch, ni el presidente Fernández ni el PLD pueden permitir que la voracidad de unos desorejados les deshonre el gobierno.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close