Archivos

Má pior. Por Radhamés Gómez Sánchez


Antes de que comenzaran a caer las empresas de zona franca y el turismo, antes de que las inversiones tradicionales decidieran dejar al país, ya habían caido muchos pequeños negocios.

El agobio provocado por una incontenible voracidad fiscal que empeorará desde que la mayoría del congreso imponga la tercera reforma, lleva a la quiebra a los pequeños negocios.

Con el tradicional impuesto sobre la renta le han agregado más cargas a los chiquitos en las dos reformas anteriores, sin contar los impuestos municipales, los que cobra el INFOTEP, la energía eléctrica desaparecida, pero encarecida, y los pagos adicionales por la compra y reparación de plantas propias, combustibles, más impuestos y tributos.

Los pocos negocitos que se han salvado de las dos reformas anteriores aplicadas por este gobierno, caerán entre las garras de la próxima que viene en enero inmancablemente.

Cerrarán los hoteles, junto con las zonas francas ya cerradas y con ellos cerrarán también miles de pequeños negocios, que estarán imposibilitados de seguirle pagando los caprichosos impuestos ideados por esta gavilla cucañera gubernamental.

Y los que no cierren, má pior para ellos porque les caerán los impuestos como aguaceros de mayo.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close