Archivos

LOS PROBLEMAS CON EL INTERNET DOMINAN QUERELLAS DE CONSUMIDORES EN NUEVA YORK.

Para conmemorar la Semana Nacional de Protección al Consumidor, el Fiscal General Eliot Spitzer dio a conocer hoy su lista anual de las diez querellas principales que han sometido los consumidores ante su oficina.

Por primera vez, los problemas con el Internet fueron la querella principal a través del estado. De acuerdo a un análisis de más de 51,000 querellas recibidas por escrito en el 2005, las querellas sobre crédito y banca fueron la segunda mayor categoría seguidas por asuntos relacionados a autos.

“El Internet se ha convertido en el nuevo lugar de congregación de nuestra sociedad”, dijo Spitzer. “Ha traído muchos beneficios pero también nuevas oportunidades para los inescrupulosos”.

Las querellas relacionadas con el Internet que se reciben con más frecuencias incluyen: el que no se entreguen los productos, cargos incorrectos por bienes que se han enviado, programas que vigilan los sitos Web que el consumidor visita y el correo basura.

La Fiscalía, a través de su Buró de Fraudes y Protección al Consumidor, el Buró de Internet y el Buró de Telecomunicaciones y Energía, investiga y encausa a los negocios e individuos que se envuelven en prácticas comerciales fraudulentas, engañosas e ilegales. También lleva a cabo mediación en miles de querellas por parte de consumidores individuales.

En el 2005, el trabajo de estas oficinas obtuvo casi $37 millones en restitución a través de acuerdos, órdenes judiciales y medicación de casos relacionados con el consumidor.

Unos $11.5 millones adicionales fueron recuperados por consumidores a través de los Programas de Arbitraje de Autos Defectuosos Nuevos y Usados los cuales son administrados por la Fiscalía General. La oficina también recuperó $4.2 millones en penalidades civiles y costos.

Las cifras que se dan a continuación no incluyen lo recuperado por la Fiscalía a través de casos manejados por otros burós de cabildeo por el bien común.

A continuación hay una lista de las querellas principales recibidas en el 2005 a través del estado divididas por industria:

Industria Numero de Querellas
1. Internet 7,723
2. Crédito/Robo de Identidad/Deuda 6,164
3. Automóviles 5,514
4. Telecomunicaciones 3,372
5. Servicios 2,897
6. Ordenes por correo 2,558
7. Ventas al detalle 2,475
8. Reparaciones y construcción de hogares 2,355
9. Viajes 2,075
10. Casero/Inquilino 2,012

Esta lista no incluye casos y querellas que ha manejado la línea de ayuda de la Fiscalía General la cual recibe más de 6,400 querellas anualmente.

Entre los casos principales que ha manejado la Fiscalía concernientes a asuntos del consumidor en el 2005 están:

* Una victoria importante en la batalla contra el ‘spyware’ y el ‘adware’. La oficina de Spitzer terminó la proliferación de la práctica de una compañía principal de mercadeo a través del Internet que descargaba programas de adware y spyware en decenas de millones de computadoras a través de la nación. Intermix Media acordó pagar $7.5 millones en penalidades y ganancias y aceptó prohibir la distribución del adware. El fundador y antiguo ejecutivo principal de Intermix Media también acordó pagar $750,000 en penalidades y entrega de ganancias. Una compañía afiliada, Acez Software, la cual estaba descargando ‘adware’ a través de protectores de pantalla gratuitos acordó pagar $35,000.

* Tres casos en torno a la industria de préstamos que procuran proteger a los consumidores que están en riesgo de caer en tratos financieros abusivos y depredadores. La Fiscalía logró una victoria importante cuando obtuvo una orden judicial que prohíbe cientos de préstamos de día de pago hechos por New York Catalog Sales. Otra victoria importante incluyó el que un tribunal apelativo sostuviera la decisión a favor del caso de Spitzer contra Cross Country Bank, uno de los emisores mayores de tarjetas de crédito sub-primarias. La corte dictó que el banco le debe restitución a miles de consumidores y debe pagar penalidades que ascienden a casi $8 millones. Además, la oficina de Spitzer obtuvo acuerdos con nueve compañías de préstamos para que reformen las prácticas comerciales envueltas en los avances de efectivo a consumidores que tienen litigios de daño personal pendientes.

* La resolución de una demanda que hace valer la nueva ley de tarjetas de regalo. La oficina de Spitzer había demandado a la mayor cadena de centros comerciales de la nación, Simon’s Property Group, alegando que sus tarifas de tarjetas de regalo emitidas por los centros comerciales violaban una ley que prohíbe que se cobren tarifas hasta el decimotercer mes en que la tarjeta permanezca sin usarse y requiere que se den a conocer las tarifas adicionales tales como las tarifas para reemplazar las tarjetas perdidas. Simon’s llegó a un acuerdo en el caso al acceder a cumplir con la ley y pagar $125,000 en penalidades y costos.

* La defensa exitosa de la ley de Autos Defectuosos de Nueva York tras que un consorcio de fabricantes de auto retara las regulaciones implementadas por la oficina de Spitzer. La decisión de un tribunal de apelaciones sostuvo la política de la oficina que permite que los árbitros decidan a favor del consumidor si el consumidor provee evidencia que un defecto de un vehículo no fue reparado tras cuatro intentos.

* Una demanda contra Guidant, uno de los fabricantes principales de instrumentos médicos en el mundo, por esconder información sobre un defecto en el diseño de un desfibrilador del corazón. La demanda alega que en Febrero de 2002, Guidant descubrió un defecto en el diseño que causaba que algunos desfibriladores sufrían corto circuitos. Tras corregir el problema, Guidan continuó vendiendo los desfibriladores defectuosos sin decir nada a los doctores ni a los pacientes.

* Dirigir un esfuerzo multi-estatal para luchar contra el fraude de telemercadeo. Western Union Financial Services acordó incluir advertencias al consumidor de forma muy prominente en los formularios que se utilizan para enviar dinero y pagar $8.2 millones para benéficio de un programa nacional de educación al consumidor. Los tramposos a menudo usan trucos para hacer que los consumidores más vulnerables envíen cantidades considerables de dinero a través de trampas de concursos, loterías, préstamos con tarifas adelantadas entre otras.

Spitzer enfatizó que su oficina está presta a asistir a los consumidores para que resuelvan sus problemas. Alentó a los individuos a que llamen a su línea de ayuda al consumidor (800) 771-7755. Los consumidores pueden acceder una amplia gama de consejos al consumidor a través de su sitio Web www.oag.state.ny.us.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close