Archivos

La 94.5 no llena mis expectativas…..lo que muchos queremos en NY es una estación de radio que NO TOQUE las mismas vainas que oimos en las otras 2

No se si el dueño comenzó a poner la señal al aire por la falta que nos hace a los dominicanos, poder escuchar lo que es nuestra música; folklórica, popular, clásica, la que hacen esos monstruos de la bachata, la que se hace para una juventud rockera, o la que ha llenado los últimos conciertos en el United Palace, con los merengueros de los 70s, 80s y 90s.

La música que no ponen ni La Mega con su programador Mierdoso o en La Kalle, por su programación raegetonera.

Cuando venía para casa, sintonicé a Infinit Radio, 94.5 FM, y mi desencanto fué casi de inmediato. Estoy “jarto”, asi con J de escuchar al Grupo Aventura con el tema ese que dice que los dos les estan pegando cuernos a sus parejas, ella a su marido y el a su esposa, porque es una de las que mas suena en La Mega y en La Kalle. Asi como Amarfis con su banda atacante.

Quiero una estacion donde no oiga las mismas vainas que ponen las otras dos, pero quizas ahi es donde se acaba el amor por la patria y hay que comenzar a pensar en el amor por la vida.

No creo que los dominicanos de Nueva York, alguna vez tengamos una estación que ponga la musica que deseamos escuchar. No estamos en Rep. Dom., con cuchumil estaciones en el dial, aqui, apenas, Amor, La Mega, La Kalle y ahora Infinit, hablan nuestro idioma.

Ah, por ahi hay otras que sirven para el picoteo de los “Doctores” o “Reverendos” que parecen sanguijuelas chupando la sangre de aquellos que creen en todas las vainas que dicen.

Expertos en convencer a los fieles religiosos que a pesar de vivir en el Siglo XXI, son tan pendejos que apenas ganando para mal sobrevivir en esta sociedad que los explota, sacan algunos dólares para darlos a las iglesias donde están aquellos que se han robado los buenos pensamientos y deseos del Dios que cada uno tiene en su mente.

Volviendo a la radio popular de este tiempo, cualquier estación va a llamar la atención de las firmas que producen los discos, por lo que el contacto entre uno y el otro va a ser inmediato. Y no hay nada más bueno para los dominicanos, que un billetero que insiste y un número que atrae.

Mientras tanto, seguiré haciendo gala de mis facilidades tecnológicas, copiando en cd, los long plays que aún tengo guardados. La máquina no es barata, pero despues de copiar más de 20 discos, te la encuentras como una ñapa.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close