Archivos

Jevito con pie caliente: el secreto mejor guardado de Bill Gates

Susana Mendoza (Periodista Digital).-Es de sobra conocido por todos que Bill Gates, fundador de Microsoft, es el hombre más rico sobre la tierra pero lo que era desconocido hasta el momento, es que Gates no era el empollón apocado que todos creíamos, sino que le encantaba desafiar a la autoridad y sentir la adrenalina de la velocidad.

A pesar de que los portavoces de Microsoft han insistido desde siempre en que Bill Gates no ha estado fichado nunca, la verdad es que sí lo ha estado, y no sólo en una ocasión sino en tres y concretamente en Albuquerque en el estado norteamericano de Nuevo México. Y es que Bill Gates no es sólo el tímido y reservado empollón con gafas que todos conocemos (y envidiamos), sino que en los setenta también fue un alocado jovenzuelo.

La prueba de ello se puede ver en los archivos policiales de la ciudad de Albuquerque, en Infobae.com, donde Gates campeaba en los ratos libres que le dejaba la universidad.

El primero de los archivos está fechado en el 75, cuando todavía tenía que pagar las letras del coche y había abandonado la universidad para consagrarse a su nueva empresa, Microsoft. Según consta, la policía le detuvo por superar en veinte km la velocidad permitida de 40.

La segunda detención ocurrió en el 77 y por los informes de la policía se deduce que al joven Gates le iba mejor que en la universidad; conducía un porsche verde oscuro, y fue fichado por la misma razón que la primera vez.

La tercera es un auténtico misterio; fue poco después de la segunda (parece que a Bill Gates le gustaba la marcha de la ciudad) y en el registro policial no consta el motivo de la detención, aunque esta última vez nos dejó una foto para el recuerdo, de un Bill Gates veinteañero y sonriente, pero eso sí, con pinta de recibir bastantes collejas en su clase.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close