Archivos

Grupo de amigos en el Alto Manhattan, combatiendo el inaguantable calor neuyorquino. Casi 100 grados.




Es parte de la tradición de la ciudad, abrir los hidrantes para refrescar a los jóvenes y niños de los barrios.

Este comportamiento se nota más en el Alto Manhattan, que en barrios de Queens, Brooklyn y el Bronx. Hacerlo, es un peligro en caso de incendio.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close