Esto duele, sobre todo, porque el presidente del pais es un ex profesor.

El drama del liceo España, en Villas Agrícolas, simboliza un deficiente ejercicio académico y administrativo que lamentablemente la Secretaría de Educación no acaba de superar. Es censurable que en la fase final más de 600 estudiantes de un centro inaugurado en agosto de 2006 hasta con fuegos artificiales corran el riesgo de perder el año por falta de profesores en algunas materias e inconvenientes con el pago a otros.
Puede apostarse que los educadores que reclaman salarios atrasados fueron nombrados de boca, sin completar trámites burocráticos y de seguro con algún ingrediente político. Ahora el gran problema es el de los estudiantes que temen perder el año por la ineficiencia de las autoridades para normalizar los pagos y designaciones.
Estudiantes y profesores dicen que a la fecha en el liceo no se ha cumplido ni con el 30 por ciento del calendario escolar. Como para exhibir las limitaciones y precariedades del sistema educativo, el problema del liceo España es el mismo de muchos otros centros públicos. Una pena.
Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close