Archivos

El que quiere moño bonito, que aguante los “jalones”.

De buena tinta – Esta será la campaña más cara
Diario Libre


Los votos se comprarán con cemento, zinc y madera en esta campaña, en la que quebrará más de uno

La campaña para las elecciones del mes de mayo es lo más parecido a una “fiesta de traje”, en la que el anfitrión pone la casa, pero la comida y la bebida la llevan los invitados. Es el conocido traje esto o traje lo otro, que hace que el consumo sea pagado por todos.

Esto lo están descubriendo los aspirantes a senadores y diputados, a quienes sus potenciales votantes no les preguntan sobre los proyectos de ley que someterán si alcanzan la posición, sino qué material trajeron para remediar sus necesidades.

Sólo se atiende a los que llevan cajas con comestibles, o medicinas, pero sobre todo madera, blocks, clavos y zinc, o los que, como se dice en ese argot de los pobres, “resuelven”. Parece una consigna tomada del título del libro de Francois Miterrand que recogía su plataforma política: Aquí y Ahora (Ici et Maintenant).

El electorado de este tiempo no cree en cuentos de camino y los sufragantes no ven la política con sentido místico, sino que aprendieron y ahora la practican con carácter de urgencia y utilidad. Quien no tenga nada que dar, que no aspire.

Hay quienes se lanzaron, y quisieran devolverse, pues si no ganan, quedarán en la inopia, a pesar de las advertencias de que no sacaran la cartera.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira También

Close
Close