Archivos

Científicos anglosajones descubren el don de la invisibilidad


PD / EFE)-. No se trata de un asunto de ciencia ficción pero sí de un ‘pequeño paso’ en la búsqueda de la invisibilidad. Los científicos sugieren que su experimento podría ser útil en las comunicaciones inalámbricas o en sistemas para eludir el radar.

El acto de prestidigitación científica fue logrado mediante el bombardeo de un haz de microondas en torno de un cilindro de cobre hasta hacerlo ‘desaparecer’.

David Schurig, investigador del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, declaró que los rayos de ese haz son como las aguas de un río que fluyen en torno a una piedra.
De otra forma, los científicos explican que el efecto del haz es similar a los espejismos del camino en los que la radiación del calor altera los rayos del sol y parecen envolver el suelo.

PROPIEDADES DEL MANTO
En un informe que publica esta semana la revista ‘Science’, los científicos indican que fabricaron el ‘manto de la invisibilidad’ con lo que califican como ‘metamateriales’ dispuestos de forma concéntrica con propiedades electromagnéticas específicas. Esos ‘metamateriales’ son compuestos de metal, cerámica, Teflón y fibra.

Según David Smith, otro ingeniero de la Universidad de Duke, el manto reduce el reflejo de la luz sobre el objeto y elimina la sombra que podría llevar a su detección. Al incorporar materiales con propiedades complejas el manto permite ocultar un volumen al abrir un espacio libre cuando se le mira desde el exterior, según señala.

CASI PERFECTO
No obstante, los científicos reconocen que su experimento no ha sido perfecto, produjo una leve sombra del objeto y sólo tiene características bidimensionales.
Smith matiza que esto se llevó a cabo muy rápidamente e hizo que el manto no sea óptimo.


Necesitamos mejorar su estructura. Ahora sabemos cómo fabricar uno mejor y el próximo paso será uno tridimensional. No está claro que vayamos a conseguir la invisibilidad que todos relacionan con el manto de Harry Potter.

Para lograr que un objeto literalmente desaparezca de los ojos de una persona, el manto tendría que actuar de manera simultánea con todas las longitudes de onda que forman parte de la luz, manifiesta el científico.

Enseñar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close